proceso de reciclaje

esprais

Definición

La normativa de la Unión Europea define al aerosol como:
“El conjunto formado por un recipiente no reutilizable de metal, vidrio o plástico que contenga un gas comprimido, licuado o disuelto con o sin líquido, pasta o polvo y esté provisto de un dispositivo de descarga que permita la salida del contenido en forma de partículas sólidas o líquidas suspendidas en un gas en forma de espuma, pasta, polvo o estado líquido".

El aerosol es un sistema de envasado, que puede contener y dispensar una gran diversidad de productos. Los formatos van desde 2.8 ml hasta 1 litro. Durante el año 2000 se produjeron en el mundo más de 10000 millones de unidades, el 41 % de ellas en Europa.

Historia del aerosol

  • En 1825, Charlie Plinth inventó su surtidor portátil estilo Regencia, que utilizaba la presión para servir agua con soda y estaba controlado con una llave de cierre. Ésta fue sustituida por otro mecanismo denominado sifón champenois que era, en realidad, un sacacorchos hueco que permitía servir bebidas gaseosas y otras bebidas a presión sin quitar el corcho.
  • En 1837, Perpigna inventó el jarro con sifón que consistía en una válvula en la parte superior activada por un muelle. Ese mismo año Savaresse introdujo el sifón de agua gaseosa, basado en un principio similar. El moderno sifón de agua de soda es el descendiente directo de estos inventos.
  • Durante el siglo diecinueve y principios del veinte, los médicos y boticarios utilizaban ampollas de metal o vidrio que contenían cloruro de etilo, para producir un espray que empleaban como anestésico local. Las ampollas se calentaban en la mano para incrementar la presión. Luego se les daba la vuelta y se rompía el extremo para dejar salir un chorro de líquido, que se evaporaba rápidamente en la piel, produciendo una sensación de frío intenso.
  • 1929. Erik Rotheim, un ingeniero noruego, registró la patente de aerosol.
  • 1940: PRIMERA FABRICACIÓN DE AEROSOL

El desarrollo exitoso de la fabricación masiva de aerosoles tuvo lugar en Estados Unidos a finales de los años 40. Se trataba de un insecticida denominado “bomba insecto,” desarrollado por Goodhue & Sullivan (USA). Los soldados lo utilizaron para combatir las enfermedades causadas por insectos en el área del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Se fabricaron 50 millones de unidades, y algunas de ellas encontraron su camino hacia el mercado estadounidense, después de la guerra, como excedente del ejército.

  • 1950 – 1960

Como resultado de la gran aceptación por parte del público, los fabricantes empezaron a buscar formas de explotar esta novedosa forma de envasado. Modificaron los envases de cerveza y sustituyeron la válvula de cobre de la bomba insecticida por una de plástico. Insecticidas, ambientadores, lacas para el cabello fueron los primeros productos en llegar al mercado europeo, a principios de los 50s.

  • En 1957 se inició la producción en España.
  • 1960 – 1970

Esta década fue la del “boom” de la industria del aerosol. Se introdujo en el mercado una mayor gama de productos, y los consumidores confirmaron su preferencia por el aerosol.
Aparecieron productos poco usuales, a menudo de corta duración, como los concentrados de café, chocolate y whisky, por nombrar unos cuantos. La producción de aerosoles en Europa se incrementó, de los 70 millones a los 1200 millones de unidades. ¡Un éxito inimaginable! Fabricados originariamente a partir de una lata de aluminio estirado, los aerosoles empezaron pronto a fabricarse, también, como envases de tres piezas de hojalata.

  • 1970 – 1980

A finales de los años 70, tras la publicación del informe Molina/Rowland sobre la capa de ozono, los aerosoles se convirtieron en objetivo de legisladores, prensa mundial y organizaciones de consumidores, por el papel que los CFC jugaban en la disminución de la capa superior de ozono.
La producción fue sorprendente de nuevo, alcanzando un total de 2200 millones de unidades, un incremento en Europa del 80% respecto a la década anterior.

  • 1980 – 1990

La industria se alejó de los CFCs para aproximarse a propelentes alternativos. Se introdujo en Europa el etiquetado “sin CFC”. Desde 1989, los aerosoles europeos para el consumo (excepto algunos productos médicos, como los inhaladores contra el asma) no contienen CFCs. La producción europea de aerosoles se estabilizó sin crecimientos durante un breve periodo de tiempo, hasta que los consumidores regresaron a su sistema dispensador preferido, porque es práctico, fácil de usar, higiénico y eficaz.
La producción europea durante esta década se incrementó en un 35%, hasta alcanzar los 3000 millones de unidades.

  • 1990 – 2000

La protección del medio ambiente ha sido un tema clave durante esta década, y es probable que lo siga siendo durante el próximo milenio. El reciclado y la minimización de residuos están en un lugar destacado en la agenda de la industria.
Los aerosoles ya están utilizando una proporción significativa de metal reciclado. Veremos crecer esta proporción durante los próximos años. La producción de aerosoles ha continuado creciendo de forma uniforme y en Europa ha alcanzado los 4400 millones de unidades, un 48% de incremento respecto a la década anterior.

Aplicaciones

Una amplia variedad de productos se presenta en el mercado en forma de aerosol, tanto a nivel de hogar como en aplicaciones industriales:

- Hogar:            Ambientadores, insecticidas, quitamanchas, productos de limpieza, etc.
- Arte y diseño: Laca fijadora, adhesivos
- Medicina:        Inhaladores respiratorios
- Perfumería y cosmética: Desodorantes, lacas, espumas de afeitar...
- Ocio:              Nieve artificial
- Alimentación:   Nata, crema chantilly.
- Seguridad.       Espray de defensa

Funcionamiento

El producto está disuelto o suspendido en un concentrado diluyente en estado líquido.

Existen dos formatos de aerosoles, en función de la disposición del gas propelente:

• Gas comprimido:

En un principio el gas se encuentra alojado en la parte superior del recipiente, mientras que el relleno ocupa la parte inferior. A medida que el contenido desciende, el gas tiene más espacio libre y su presión disminuye. Actualmente se encuentran en desuso.

• Gas licuado:

Una parte del gas se encuentra, al igual que en el caso anterior, en la parte superior del tubo, mientras que otra parte se encuentra “mezclado” con el producto. Al descender el contenido, el gas licuado se va evaporando del líquido en el interior del envase, para mantener una presión constante, de manera que la última pulverización sea de tan buena calidad como la primera.

Reciclaje

Para tratar adecuadamente los aerosoles vacíos o desechados, debe separarse y tratarse cada componente separadamente.

Primero retiramos los tapones que serán reciclados como cualquier otro plástico.

En la Planta Gestora de Residuos, la operación comienza con la destrucción del envase de aerosol, que es perforado en una instalación especial de accionamiento neumático. De esta acción se obtienen 3 componentes por separado:

• el gas, que por medio de una bomba de vacío, es primero filtrado para retener las micropartículas de líquido que pudiera arrastrar y luego es inyectado en la cámara de postcombustión, donde su poder calorífico es utilizado para el tratamiento de los residuos.

• el líquido contenido se almacena en tambores de 200 litros y luego es incinerado. Los líquidos de base solvente aportan energía a la combustión.

• los envases aerosol ya vacíos pueden ser tratados como cualquier otro envase metálico de bebidas, alimentación, etc.

Los envases aerosol son fabricados con materiales reciclables, y una parte importante del metal usado en su fabricación proviene de materiales reciclados.
Un 75% de envases utilizan hojalata, un 24% aluminio y menos del 1% son de vidrio o plástico.
En los países europeos se reciclan, con distintas formas y métodos, unos 1000 millones de aerosoles.
Los aerosoles llenos o no utilizados totalmente deben ser considerados según la clasificación de su contenido (en general clasificados extremamente inflamables) y por tanto, deben ser depositados en puntos "limpios", "verdes" o de recogida especial.
La Unión Europea recomienda el reciclaje de todo tipo de aerosoles.

Normativa. Residuos peligrosos

  • Orden de 13 de octubre de 1989, sobre Residuos Tóxicos y Peligrosos, métodos de caracterización. (BOE nº 270, de 10.10.89)
    OBSERVACIONES: Desarrolla el Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, y traspone los métodos de caracterización establecidos en la Directiva 84/449/CEE, de 25 de abril de 1984
  • Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos (BOE nº 160, de 05.07.97)
    OBSERVACIONES: Se publica la lista de residuos peligrosos, aprobada mediante Decisión 94/904/CE.
Minis en GalegoFrançais
 - Pla de Ramassar 30, 08402 Granollers - Tel 93 846 71 85 - Fax 93 846 41 59