proceso de reciclaje

Teléfonos móviles

Codi T-1935 de l’ARC de la Generalitat de Catalunya

BLIPVERT es transportista autorizado para Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo del reciclaje. Esto nos permite ofrecer un servicio especializado de reciclaje, que en estrecha colaboración con el cliente, le aporta un profundo conocimiento sobre la composición los materiales a reciclar, el porcentaje previsto de revalorización, las posibilidades de reciclado y una garantía sobre el destino y adecuado tratamiento de todos los materiales. El servicio se completa con la elaboración de la información y de los certificados de tratamiento correspondientes válidos para auditorías ISO 14001.

De qué material está fabricado un teléfono móvil?

Más del 90% de los componentes de un móvil son reutilizables. El 58% es plástico; el 17%, vidrio, y el 25%, metales como hierro, cobre, plata e incluso oro. Las baterías son los elementos más contaminantes porque contienen elementos como el cadmio, el litio y metal hidruro. Con todo, el material más preciado es el coltán, un metal capaz de soportar una alta carga eléctrica que se utiliza en todo tipo de aparatos electrónicos y permite que las baterías duren más. Su producción se concentra en un 80% en África y la gran demanda de este material -la mitad de la misma destinada a la telefonía móvil- provocó que se disparara su precio (300 euros cada kilogramo) y desató un conflicto armado en países productores como la República Democrática de Congo.

Descripción del Proceso

Al final de su vida útil, los teléfonos móviles han de ser tratados en un proceso que ofrezca garantías para recuperar los componentes aprovechables y tratar adecuadamente los potencialmente peligrosos.

1. Desmontaje y descontaminación
El proceso de reciclaje seleccionado por BLIPVERT permite el empleo de tecnologías limpias para el fraccionamiento selectivo del vidrio, los plásticos y los distintos metales. La primera fase del proceso consiste en una separación cuidadosa de los componentes potencialmente peligrosos (C.P.P.), tales como condensadores, circuitos impresos y plásticos que contienen PCB´s, relés de mercurio, acumuladores de níquel/cadmio, etc... Estos componentes potencialmente peligrosos son entregados a gestores autorizados para su correcto tratamiento.

2. Revalorización.
Posteriormente se procede a la clasificación de los distintos tipos de plásticos y metales (férricos y no férricos) y se incia un proceso industrial de sucesivas moliendas y trituraciones. Cada tipo implica un específico proceso de revalorización y tratamiento que permite recuperarlo y devolverlo al ciclo productivo.

Legislación Existente

REAL DECRETO 208/2005, de 25 de febrero,sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos.

Artículo 5. Tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

1. Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que contengan materiales o elementos peligrosos serán descontaminados. La descontaminación incluirá, como mínimo, la retirada selectiva de los fluidos, componentes, materiales, sustancias y preparados, de conformidad con
lo establecido en el anexo III.

2. Las operaciones de tratamiento tendrán como prioridad, por este orden, la reutilización, el reciclado, la valorización energética y la eliminación. A las operaciones de valorización les será de aplicación el régimen jurídico establecido en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, atendiendo a las características de las operaciones y a la peligrosidad de los componentes que constituyan el objeto de la gestión.

3. Todas las operaciones de tratamiento se realizarán aplicando mejores técnicas disponibles. En particular, las operaciones de traslado de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se realizarán de tal modo que se pueda lograr la mejor descontaminación, reutilización y el reciclado de los aparatos enteros o sus componentes.

¿Sabías que…

En nuestro país se estima que hay entre 25 y 30 millones de teléfonos móviles guardados en el cajón,  terminales averiados o en desuso que los dueños nos resistimos a tirar o a reutilizar.

Apenas 1 de cada 5 móviles se recicla.

El teléfono móvil se ha vuelto tan imprescindible en el bolsillo de los ciudadanos como el DNI.

En nuestro pais se ha reciclado hasta el momento 750.000 kilos de chatarra celular, que equivale a seis millones de móviles. Una cifra insignificante si se tiene en cuenta que sólo el año pasado se vendieron 20 millones de estos aparatos.

El teléfono móvil cada vez dura menos en manos del usuario porque, al convertirse en un objeto de presunción y moda, se renueva como el vestuario, y cada vez menos por averías.

La vida media de un teléfono móvil en nuestro pais es de 16 meses

Cada ciudadano ha tenido unos cuatro terminales de promedio a lo largo de su vida.

Importancia  de que el material lo trate un GESTOR AUTORIZADO

El destinatario final del material recuperado es un gestor autorizado para los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) que asegura un correcto tratamiento de los mismos y el máximo grado de reciclaje. El destino deseable será siempre el gestor especializado en cada tipo de residuo, que será mejor que el generalista que acepta todo. Es importante que el gestor garantice la corrección de todo el proceso, desde la recogida y el transporte, hasta el desmontaje, la separación de materiales, y el destino final de todas las fracciones resultantes, tanto de las valorizables como de las no valorizables. Es de especial importancia la separación de aquellas fracciones potencialmente peligrosas, que deberán recibir el tratamiento específico adecuado.

¿Por qué reciclar supone un coste?

En nuestro pais, cada vez que se adquiere un móvil se paga un canon de cuatro céntimos para su reciclaje. Con esta cantidad y el valor de los materiales reutilizados se costea parte del denominado sistema integrado de gestión de residuos, que incluye la recogida, el transporte y el tratamiento. El coste total de reciclaje viene a ser de nueve céntimos por cada aparato inservible.
Pero aunque los gestores especializados recuperan todos aquellos materiales reciclables presentes en los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) mediante diversos procesos técnicos, que van desde el desmontaje manual hasta complejos sistemas de trituración y separación de metales, pasando por equipos de detección automática de plásticos, etc., todos estos procesos suponen unas instalaciones y unos costes de explotación notables que, en la mayor parte de los casos, no se compensan con los ingresos de la venta de las fracciones recuperadas. Además, han de garantizar el cumplimiento de las exigentes normativas vigentes.

Beneficios para el medioambiente

Sin duda la elección del reciclado específico de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) es la mejor desde un punto de vista medioambiental.
El reciclaje tiene sentido no sólo por la reducción del impacto ambiental debido a la menor contaminación originada por los tratamientos anteriormente descritos, sino también porque permite economizar recursos escasos y la energía necesaria para la extracción de los mismos en las explotaciones mineras, a través de la recuperación de materiales como metales, plásticos, vidrio, etc. contenidos en dichos residuos.
La Unión Europea estima que los 6 millones de toneladas de RAEE que se producen anualmente contienen más de 3,5 millones de toneladas de metal.
Se calcula que el reciclaje de RAEE contribuiría a ahorrar alrededor de 120 millones de Gigajulios al año, lo que equivale a 2,8 millones de tonelas de petróleo. El uso de los materiales reciclados permitiría ahorrar entre el 60% y el 80% de la energía necesaria para producir los materiales vírgenes, equivalentes a los reciclados.

Para los campeones del reciclaje

Si tu móvil todavía funciona y lo entregas en el establecimiento de tu operador en el momento de adquirir un nuevo modelo, seguramente podrás obtener algún descuento.
Pero esta no es la única vía para deshacerse de un móvil que funciona. Hay otra más solidaria: su reutilización como aparato de segunda mano. Busca, y seguro que encontrarás a alguien que te agradecerá el poder seguir utilizando tu terminal.








Minis en GalegoFrançais
 - Pla de Ramassar 30, 08402 Granollers - Tel 93 846 71 85 - Fax 93 846 41 59